sábado, 12 de febrero de 2011

11 DAYS !





Público/privado. La antinomia de este siglo colapsado de redes sociales donde, con Facebook a la cabeza, millones vouyerizan su pasado-presente-futuro para otros millones. La exposición también atrapa a varios músicos que informan unilateralmente sin derecho a la duda periodística.
El 18 de diciembre último, la vocalista y pianista Hayley Williams, el bajista Jeremy Davis y el guitarrista Taylor York publicaban un anuncio en la página oficial de Paramore donde informaban, sin entrar en mucho detalle, sobre la salida de Josh Farro (guitarrista) y Zac Farro (baterista). Es decir, los hermanos que le dieron vida al grupo en 2004. “Tenía un comunicado escrito y estaba listo para subirlo a la web, pero Hayley lanzó otro sin mi permiso. No íbamos a publicar ese comunicado hasta que tengamos un acuerdo de salida con ella. Desearía que no hubiera sucedido de esta manera, Zac y yo queríamos que ustedes lo supieran por nosotros”, se disculpa Josh desde su blog, para luego explicar, junto a su hermano, su versión de los hechos.
Y parece que la partida de los Farro, aún está fresca y latente en la psiquis de Hayley. Y también en su entorno. La manager del grupo la enlazará vía telefónica con este cronista y chequeará la charla. “No responderá preguntas sobre la separación del grupo o ex integrantes”, advierte antes que la cantante se sume a la conferencia. Cuando a Hayley se le pregunta (en dos oportunidades) sobre algo que la mayoría de los fans quieren/necesitan saber, la mujer en cuestión interrumpe la charla amenazando dar por finalizada la entrevista. ¿Hayley? Balbucea unas palabras, suspira y no suelta prenda.
Paramore debutará en el país el próximo 24 de febrero en el Luna Park, presentando el disco Brand New Eyes. De eso sí se habla: “El álbum hace énfasis en que ahora nos miramos unos a otros de otra forma, desde diferentes puntos de vista, incluso de una forma egoísta. Hubo muchos problemas con amigos, con la banda. Estuvimos a punto de ir por caminos diferentes”, dice la voz sobre el tumultuoso período de composición del disco, que sucedió a la crudeza rockera de Riot!, editado en 2007.
Según los hermanos Farro, Hayley les mostró letras que eran negativas y con las que no estaban de acuerdo. ¿Un ejemplo?: “La verdad nunca me hizo libre” (del tema Careful). “Peleamos con ella y le explicamos que la letra no representaba nuestra banda y lo que creíamos, pero al final se hizo lo que ella quería”, afirman Josh y Zac en su comunicado.

–¿Cuál fue el momento más difícil del grupo?
–Uffff, aún me estoy recuperando de los peores momentos. Cuando formás parte de una banda, estás todo el tiempo cuestionándote cosas. Por ejemplo si, estás haciendo bien las cosas. Pero estoy orgullosa, porque Paramore pasó momentos muy difíciles y salimos aún más fuertes de ellos.
–¿Pensaste en irte de la banda?
–(En tono seco y firme)
Nunca.

–El primer disco, “All We Know Is Falling”, es más depresivo en comparación con “Riot!” ¿por qué tanta diferencia entre ellos?
–Porque crecimos. Siempre nos gustó contar una historia. Y cuando escribo una letra, ésta no puede ni debe ser sobre algo que no conozco. Así que hablo de lo que pasa en mi vida cotidiana, lo que me pasa con la gente a la que quiero. Cuando se publicó el álbum debut tenía 17 años y estaba atravesando la típica irregularidad de cualquier adolescente haciendo shows y giras.
–Grabaron “Decode” para “Crepúsculo”. ¿Te gustan ese tipo de ficciones vampíricas?
–Me encanta True Blood y Vampire Diaries, creo que son inteligentes y muy sangrientas. Y eso me gusta. Adoro los vampiros, aunque prefiero a los zombies.
–Hablando de oscuridad, también sos fanática de The Cure…
–Me fascina Robert Smith, creo que es un increíble hombre oscuro. Me gusta la música dark. Mientras crecía, estuve muy influenciada por esos sonidos.
–¿Hay alguna conexión entre el nombre del grupo y tu pasado sentimental con Josh Farro?
–No, de hecho Paramore es el apellido de la madre de uno de mis amigos. Lo sacamos de ahí y nos pareció que sonaba estupendo. Hay muchas acepciones para esa palabra, puede ser un amante secreto, o una meretriz, o algún tipo de relación secreta. Pero también es amor puro, y para mí, eso es lo que significa. Amamos la música y tenemos además una fuerte pasión por la gente.

1 comentario:

Lucy in the sky with diamonds. dijo...

ay que envidiaaaaaaa pasala lindo!